martes, 15 de septiembre de 2009

UNA ORACIÓN POR SU ALMA....




Ella se encontraba así...inmóvil, en actitud orante mirando al infinito. Esbelto talle y ojos inmensos. Y esta figura piadosa y ferviente fue mirada, observada y adorada por él. Se acercó por detrás, sigilosamente, aproximando su boca a la nuca. Apoyose en ella cubriéndola de férreas caricias. En la pasión y sin cambiar de posición comenzaron la cópula. Transcurrió sin prisa, y en el momento del clímax, cuando su cuerpo empezaba a convulsionar, ella quiso mirarle tras despertar su deseo voraz...y giró su cabeza que rozó con la de él...y al conseguir tenerla a la altura de su boca se la comenzó a devorar. Duró justo el tiempo que tardo en eyacular...

Cuando ella hubo saciado su apetito, tanto físico como amatorio, simplemente volvió a su posición inicial...inmóvil, en actitud orante mirando al infinito...




3 comentarios:

ana dijo...

Y acabo de bailar con antonio, y llego a esta oración, que me ha dado un escalofrío mientras la leía que ni te cuento.

Toma yaaaaaaaaaaa MOONSPELL, me encantaaaaaaaaa.

Y las fotos chulísimas.

Hoy te vas con nota, casi rozas la perfección.

Un besitoooooooooo Diablooooooooo y aqui me quedo rezando.

Silvia dijo...

Pues la musiquilla muy bien... pero estos bichos me dan un ascooooo...

Y encima dan mala fama a las féminas... oighhh

Besicos con repelús

Rafa dijo...

Solo a tí se te ocurre escribir un poema sobre tan truculento fenómeno de la naturaleza. Todos damos por contado que en la especie son los machos mayoría pues sino ya veo a las esbeltas damas de ojos enormes jugando al bingo en el club de las eternas viudas.

Un abrazo.