miércoles, 17 de junio de 2009

LA LUNA OSCURA


Al principio la noche era toda oscuridad y los hombres que habitaban la tierra temblaban cada vez que el sol comenzaba a esconderse por el horizonte. Cuando el último rayo de luz terminaba de desaparecer, surgían por todas las grietas y huecos del "mundo de abajo" centenares y miles de seres inmundos y malvados...

Es por eso que el gran chamán de todos los clanes se dirigió hacia el "claro de las ceremonias". El lugar sagrado se encontraba justo en el corazón del bosque. Caminó solo, así había de ser. Esta vez ni siquiera le acompañaban los brujos de cada uno de los clanes de la tierra. Cuando llegó a su destino se arrodilló en señal de respeto y veneración...Beso el terreno y rogó a la Madre Tierra ayuda para su pueblo. Al igual lo hizo con el Padre Sol alzando los brazos.

Madre Tierra y Padre Sol se apiadaron de sus hijos. Ella se arrancó un pedazo del interior de su ser, de su parte más blanca y pura, lanzándolo a lo más alto del firmamento. Y ese trozo proyectado formó la Luna, mientras que las gotas de plateada sangre que salpicaron engendraron las estrellas. Él brillaría con todas sus fuerzas...incluso más de lo que lo hacía durante el día para que su luz se reflejase en la Dama Blanca.

Más la Luna, nuestra luna, nació guerrera. Por las noches su brillo protector bañaba los bosques alegrando y serenando a los humanos ya que los seres del inframundo no osaban asomarse. Si alguno se aventuraba, la luna menguaba hasta tomar la forma del filo de una hoz, sesgando así la vida de las criaturas repugnantes. Y si la ira la invadía, se tornaba oscura, severa protectora, para dar paso después a un nuevo brillo incluso, tal vez, mayor que el anterior.

Las mujeres la tomaron como ejemplo, y adecuaron sus ciclos a los de ella. Midieron su preñez por sus fases y en las noches en las que se encontraba plena y con más brillo nacían niños en mayor número... capaces de enfrentarse a los miedos de sus progenitores.


Y la llamaron Innana, Selene, Diana, Artemis o Cerridwen; y la adoraron tanto como a la Madre Tierra...al Padre Sol.

7 comentarios:

Rafa dijo...

Este relato no parece tuyo. ¿Te estas dejando infuir por la corriente de Luna oscura? Justo ahora que los cielos quedan despejados. Cuidado.

Un abrazo amigo.

P.D.: Buen relato.

CG: "Calavera y diablito" dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJA...Bueno Rafa, dicen que "de bien nacido es ser agradecido", y es un regalo en correspondencia al que me hizo Alo con el cuento de "La Luna y el diablo". Muchas gracias

H2O dijo...

Esa luna guerrera ;)
Es precios CG.. Besets!

Arwen dijo...

Ufffff me has dejado sin palabras Diablo...a ver me repongo y sigo....
el espiritu de la luna te ha invadido y ha salido un relato bellisimooooo, nuestra querida amiga Ana estara super contenta sino me equivoco y es para ella....
te felicito de verdad es preciosoooooo...
besitosss y pensaria en publicar en serio porque tanta belleza debe de ser comtemplada por muchosss...

Yaiza dijo...

Precioso te ha quedado.
Parecia que estaba leyendo a Ana, pero veo que tu imaginación con la luna oscura es tambien fantastica.
Me ha encantado.

Besos.

Silvia dijo...

Es un regalo preciosoooo!!! y le va a encantar ¡seguro!

Y si se parece a los relatos de ALO, es porque has pensado en ella cuando estabas escribiéndolo,y así deben ser los regalos...

Besicos diablooo

ana dijo...

Y a ver qué digo yo ahora, sí me ha encantado, si es perfecto, si hasta la música me encanta.

Joder que me ha echo mucha ilusión que es todo un regalazo compiiiii, que me has dejado sin palabras.

¿Yo, sin palabras? ESO NUNCAAAAAAAA ja ja ja ja ja ja, que muchas gracias niñoooooo.

Que me lo pienso guardar, que lo sepas.

Un besazooooooooooo DIABLOOOOOOOOO.