domingo, 28 de junio de 2009

EL OCTAVO CUENTO DEL DIABLO Y LA LUNA OSCURA. AGUJEROS NEGROS

CUENTO ESCRITO POR DIABLO Y LUNA OSCURA




Su nacimiento trajo al mundo de la ciencia de cabeza, pues nunca se había visto nacer un niño y que al ir a anudar su cordón umbilical, allí donde tenía que haber nudo hubiera un pequeño agujero negro.

Así, entre médicos y científicos venidos de todo el mundo, pasó sus primeros meses de vida, encerrado en aquel hospital, sometido a infinidad de pruebas, incluso introdujeron por su ombligo kilómetros y kilómetros de cuerda con la intención de descubrir si aquel agujero tenía fin, llegando a la conclusión de que no lo tenía.

Un día su madre pudo acercarse a él, pero rápidamente los médicos la alejaron pues no sabían hasta que punto aquello podía ser contagioso. Y al olerla una vez, y al dejar de olerla, el agujero de nuestro pequeño personaje creció un poquito más.

Por fin, los profesionales en cuestión decidieron que aquello era realmente inexplicable, y que fuera de esa peculiaridad era un niño normal, y así lo entregaron a su madre, quien no vio nada más que a su hijo ¿qué le importaba a ella que tuviera ese agujero, si al fin y al cabo era suyo?

Según iba creciendo el pequeño, tomaba conciencia de su particularidad y aprendía a controlarla. Un estado de tristeza hacía que el agujero "latiera" y se hiciera un poco más grande. No era un chico que tuviera ataques de cólera... Nunca nadie le había visto enfadado y es que, incluso él, temía que ese estado de ánimo pudiera traer consecuencias catastróficas.

Aunque comía y bebía como cualquier humano normal, lo que realmente le alimentaba eran las pequeñas dosis de energía que absorbía de vez en cuando. Al igual un diabético se inyecta insulina para mantener controlada su glucosa, había aprendido como poder nivelar su materia-antimateria. El control que tenía sobre sus sentimientos hacía que pareciera que no los tenía. No reía, no odiaba, no estaba triste ni tampoco alegre, ni lloraba ni reía... no amaba. ¿No amaba?

Claro que amaba, y se contenía para hacerlo, porque él recordaba cada segundo de su vida, desde el momento en que fue concebido, y sabía que el amor y el desamor, la felicidad y la infelicidad podían hacer que su vacío lo absorbiera todo, y tenía miedo a que creciera haciendo desaparecer aquello que pudiera amar.

Pero como en todas las historias y en la vida misma, a veces, lo que deseas no se cumple, y él conoció el amor la tarde que se encontró con ella y sintió como la electricidad de los sentidos se adentraba en él aumentando su apetito por esa energía.

Y ella se sintió atraída por aquel personaje extraño que intentaba huir cada vez que se encontraban y trataba de hablar con él. Hasta que un día él no pudo huir, y por fin oyó su "hola" y sintió como el agujero crecía un poco más. Pero no pudo resistirse y permaneció a su lado mirando sus ojos. Su primera sonrisa, y el agujero siguió creciendo, pero pensó que podría controlarlo, y así empezaron a quedar y a conocerse, aunque él trataba de ocultar su pequeño, no tan pequeño ya, secreto. Creció el amor, e irremediablemente su "nada" y la desesperación ante el intento cada vez más frustrado por controlarla. Su aparente frialdad era debida únicamente a la desesperación.

El inocente amor del otoño de su adolescencia se transformaba en una primavera de sensualidad, abriéndose poco a poco una flor de pasión. Y una tarde en la que compartían caricias, ante la forzada reticencia de él, ella abrió su blusa, mostrando sus pechos llenos de suspiros. No huyó. Tan solo retrocedió unos pasos y entre lágrimas se plegó sobre su vientre protegiéndolo con los brazos...mientras la miraba mostró su palpitante abdomen, encogiendo y dilatándose. Sin remedió el agujero comenzaba a ejercer fuerza sobre si mismo. Sin embargo al verlo la chica, en vez de alejarse también, acortó la distancia que les separaba.

Le tomó de las temblorosas manos y acercó sus labios a los de el muchacho. Ya no hubo solución. Esa última caricia fue el detonante porque derribó por completo los muros de la "muralla"que, año tras año de su vida, había levantado para protegerse. El "vacío" se convirtió en caballo desbocado. No hubo palabras, tan solo caricias y miradas. Agarraron sus manos con fuerza y fijaron sus ojos el uno en el otro mientras continuaban besándose...Retumbó la estancia al producirse un impacto de energía y en milésimas de segundo ambos cuerpos fueron atraídos y absorbidos...no quedó nada, ni tan siquiera "LA NADA".


8 comentarios:

ana dijo...

Si te dijera que cada vez me gusta más hacer cuentos contigo, me quedaría corta.

Es un placer descubrir cuentos nuevos y ver como al final los sacamos adelante.

Me encantaaaaaaaaaa.

Un beso mi diabloooooooooooo

Arwen dijo...

Vengo del blog de mi ana...y bueno lo mismo que enhorabuena a los dos..sois geniales y un placer leeros...besitossss

El Ángel Nocturno dijo...

Me ha encantado, qué cuento más precioso!! Me alegro mucho de esa colisión de energíaaa!! Besicos grandes!

Silvia dijo...

Me repito del comentario de antes... pero me ha gustado un montón.

Otra de agujero negros...
http://www.youtube.com/watch?v=0b5GiTe2dc8

Besicos

Alex dijo...

Da gusto pasearse por aquí.

H2O dijo...

Seguid así, me encanta leeros..Besets a los dos!

Rafa dijo...

Este cuento lo estuve leyendo ayer. Intenté dejar comentario pero no me fue posible. Hoy he conseguido que me cambien uno de mis PC´s por otro nuevo. Coló el embuste pues el viernes me cargué la placa base con mis fóbias de actualizar componentes con nuevas actualizaciones de software, me atreví con el chip. ¡ Ni de cojones! Se quedó todo en negro. La suerte fue que era un PC comprado el día 11 de este mes, vale, estaba en garantía pero fue mi culpa. Eso ellos no sabían. Prueban, desmontan y llegan a la conclusión. Placa base jodida. Recomiendan un cambio. Yo alli sin caja que ya reciclé en su dia. Teclado, mouse y cableado en mi casa. Consulta al jefe y aprueba el cambio. Falta un mail a la central de PC-City. Contestan pronto y confirman el visto bueno, soy un buen cliente eso ante las facturas que acredito y ellos saben, pero tambien uno que comete fallos. Corro con mi unidad nueva bajo el brazo con su frontal pegada de transparente film. ¡He triunfado!

Hoy comento despues de estar practicamente casi todo el día instalando mis programas favoritos que uso, tambien depurando.

Ya me supo este relato o cuento ayer algo extraño, se sale de vuestra línea. Yo diría que roza la ciencia ficción. No digo que sea malo, está conseguido, pero, desde mi punto de vista habeis conseguido mejores trabajos y esperaba una nueva vuelta de tuerca en vuestro camino que encuentro que toca la perfección. ¿ Qién sabe? Yo soy adivino. El mañana dirá si fue un certereo camino.

Un abrazo cordial a ambos.

Saludos.

P.D.: La fusion fue mas que conseguida, felicito.

CG: "Calavera y diablito" dijo...

Alo...Siempre compartido, ya lo sabes.

Muchísimas gracias Princesa Elfo!!!

Mi Ángel Nocturno...Mucha energía acumulada... JAJAJAJAJJAJAJAAJAJA...

Silvirena, Muuuuuchas gracias por el video!!! Me ha encantado

Alex, y un gusto el que te pases.

Agüita,seguiremos... JAJAJAJJAAAJA

Rafa... Menuda odisea!!!!! JAJAJAJAJAJAJAJAJAAJAA...Ole por ti!!!! JAJAJAJAJAJAJAJA... Creo que tienes razón. Este fue un verdadero reto y muuuuuuuy complicado por su temática. Es cierto que se sale un poco de lo habitual en nosotros, pero ahí esta la gracia de las cosas. Seguiremos intentando las cueltas de tuerca, JAJAJAJAJAJAAJAJAAA

Besitoooooos, Besos, Besicos dobles, Bicos, Besets y un fuerte abrazo