jueves, 11 de junio de 2009

EL SÉPTIMO CUENTO DEL DIABLO Y LA LUNA OSCURA. BATALLA EN EL CIELO II: LOS MOONDARLAIN

CUENTO ESCRITO POR DIABLO Y LUNA OSCURA

Las orillas del mundo se habían convertido en un vergel; en otro Edén. Poco a poco todo se había plagado de árboles y extrañas flores en esa “zona muerta” para dios, y las más raras especies de animales que no tenían nada que ver con las que habitaban el resto de la tierra. Araziel y Lauviah habían tenido descendientes, la estirpe de los Moondarlain.

Para Dios era una “zona de nadie”, y a Lucifer le importaba muy poco cual había sido el destino de los rebeldes…Se encontraba centrado en su eterna batalla con el “Todopoderoso”.

Los primeros humanos, ignorantes, habían pagado muy caro el comer del Árbol de la Ciencia y la Sabiduría y fueron expulsados del Edén. Pero el Clan de los Moondarlain estaban lejos del castigo del “pecado original”. En la sociedad que crearon no había pruebas, ni condiciones, ni prohibiciones, ni jefes…Ni tan siquiera Araziel y Lauviah se habían destacado como tales, aunque siempre eran consultados, escuchados y gozaran del respeto de sus hijos y de los hijos de sus hijos.

Lo que ninguno sabía es que la batalla entre Dios y Lucifer había abierto una grieta entre las dos dinastías, y fue Axahan quién la descubrió.

Nacido hombre, no se conformaba con la vida que le había sido impuesta a su clan, y siempre tentando a Dios, había abandonado a los suyos en la creencia de que encontraría las llaves que abrieran de nuevo ese paraíso. En su búsqueda, recorrió desiertos áridos, hasta llegar a unas tierras alimentadas de agua en grandes ríos y lagunas.

Cayéndole la noche, decidió descansar cerca de un lago y disfrutar de sus aguas. Y en su baño nocturno se entregó a nadar. En un punto sintió el calor del sol, y al abrir sus ojos, la luz del día.

Confuso, decidió volver a la orilla y en el retorno, la luna y la oscuridad.

No podía creer lo que había experimentado. Apenas durmió y decidió que al llegar el día volvería nadando a ese lugar misterio.

Al despertar, y con la luz del día, lo primero que hizo fue dirigir su mirada hacia el centro de la laguna. Mucho se tuvo que fijar para percatarse de que había algo extraño, casi imperceptible a simple vista. Unos ligeros reflejos de los rayos solares dejaban percibir, con mucha dificultad, una especie de burbuja. Inmediatamente volvió a penetrar en las aguas nadando hacia la anomalía. Justo antes de llegar a ella se sumergió completamente en sus aguas para, al instante, volver a emerger…en medio de la oscuridad.

Esta vez se atrevió a salir y desde la orilla apreció que el paisaje era muy parecido al del lugar en el que se había encontrado instantes antes. Sin embargo los árboles que encontraba a su alrededor tenían las hojas de un tono negro, mientras que los matorrales emitían unos brillos plateados a la tenue luz que bañaba la noche. Tan absorto se encontraba en su visión que tardó en percatarse de la presencia de una lanza apuntándole directamente al cuello. Al darse cuenta, recorrió con los ojos de manera ascendente la pica, finalizando en los brazos de una mujer ataviada con un peto y casco. Con un gesto le ordenó incorporarse y sin dejar de enfilarle le fue guiando. Llegaron a una espesa zona de la arboleda, donde en dos tronos de piedra se encontraban una figura masculina y otra femenina, ambos con largos y negros cabellos, ambos con oscuros y profundos ojos, ambos con una serena pero inquietante presencia.

-Dinos, descendiente de Caín, ¿qué se te ofrece por estas tierras?-Interpeló Araziel en tono enérgico

Axahan no salía de su asombro y no podía evitar una mirada de incredulidad. Balbuceando respondió con otra pregunta.

-¿Dónde me encuentro?

- Te encuentras en tierra de nadie, lo que no entiendo es cómo has llegado aquí y qué intenciones tienes. Pero lo que sí se es que no puedes regresar y ahora pienso qué es lo que puedo hacer contigo.

Mientras Araziel le hablaba, Axahan no podía apartar la vista de la mujer que le acompañaba. Y ella respondía a sus miradas con cierto recelo.

Digna descendiente de Lauviah, Dariana había heredado su belleza y su fuerza. Al igual que su abuela un día, no pudo evitar sentir como algo bullía en su interior en presencia de ese extraño. Las palabras dejaron de tener sentido y se entregó en una mirada a aquel hombre que la estaba acariciando en su sentir. Y él la respondió con la misma calidez sin ni siquiera mover sus labios.

Quizás fue una maldición porque al sentirse atraídos una fuerza surgió iluminando un espacio hasta entonces oculto. Y lucifer y Dios se percataron de aquel momento.

Lauviah no tuvo tiempo de reaccionar de intentar avisar a su nieta del peligro de aquello, y su mundo empezó a temblar y a agrietarse. Sin embargo este era un momento que habían estado esperando, ya había sido escrito en el “Gran Libro” por el oráculo de los moondarlain y su pueblo nunca había dejado de ser instruido en las artes de la batalla en prevención. Esa noche el inmenso clan descendiente de los rebeldes velaron armas y Axahan se unió a ellos.

A la mañana siguiente, cuando un negro sol despuntaba en el rojo horizonte, la vanguardia del ejercito de Araziel y Lauviah ya se encontraba posicionada. Tras ellos extrañas e inmensas monturas con sus guerreros dispuestos. Frente a ellos a la derecha la milicia de arcángeles…a la izquierda el de demonios. Y el comienzo de una batalla distribuida en tres bandos. Dariana encabezaba al ejército moondarlain y a su derecha Axahan. La aguerrida dama miró al humano y acto seguido hizo una señal. Comenzó la lucha. Cielo contra infierno, infierno contra limbo, limbo contra gloria…Paraíso, Averno y los confines del mundo. Si una batalla es cruenta de por si, esta resultaba tres veces más y el terreno absorbía con avidez los tres tipos de sangre que lo empapaba hasta llegar a saturarlo mientras que era sembrado por los restos de cuerpos. Alas blancas, negras y membranosas… E intentando eludir el ataque de uno de los ángeles el humano sufrió la mortal estocada de uno de los malignos. Cuando se giró Dariana era demasiado tarde. Corrió y se posicionó al lado del cadáver para evitar que fuera devorado por los perros del infierno sin dejar de lanzar tajos a los espíritus celestes.

Lágrimas y recuerdos. Recuerdos de la noche anterior en la que, mientras esperaban la contienda, durmió con su secreto amado. Noche en la que su fértil matriz fue fecundada por él. Cuando consiguieron doblegar a los enemigos, cuando la grieta abierta consiguió ser cerrada, vinieron los frutos. Y de la furtiva unión de Dariana con Axahan nacieron los primeros titanes, un barón y una hembra, Zi y Noapte

9 comentarios:

ana dijo...

Niño no me canso de decir, cuánto me alegro de que escribieramos un día un cuento.

Dios mío ya van siete, y espero que muchos más, porque de verdad es un placer escribir contigo.

Y el dibujo genial. Eres un artista. Ahora, que a más de uno se le va a caer la baba ja ja ja ja ja ja ja ja jaj a.

Un besitooooo y vamos por el octavo. ¿a quién le toca? que lo seeeee que es para despistar.

CG: "Calavera y diablito" dijo...

Alo...Si es que es mu facil trabajar contigo!!!!...El dibujo?...podria haber quedado mejor, pero ya sabes...LA TECNOLOGÍA!!!!!

Besitoooooooooooos

H2O dijo...

Siempre es un placer leer vuestros cuentos felicidades y besos a ambos ...
Tecnología aparte CG (según tu, que yo ni idea de eso), precioso dibujo...Besets ;)

Pezezita dijo...

Yo empezaría a mirar algo tipo licencia de derechos de autor... no sé cómo se hace... pero debe haber algo para publicaciones interneteras... a ver si alguien va a tener idea de presentar unos cuantos cuentos a algún concurso literario...

Muxutxuak... sois dos artistas.. y my kinder por partida doble... chulo el dibujo... pero tápamela un poco... que este blog es serio y casto!!!... como mis muxus!
:)

Silvia dijo...

¡qué bien que este cuento haya tenido continuación...! si es que como el primero de la saga os ha quedado estupendo...

El dibujo... pues correis el peligro de que no sigan leyendo el cuento jajajaja..¿tecnología?

¡Pero qué bien trabajaissss!

Besicos enormes a los dos guapetones.

CG: "Calavera y diablito" dijo...

El tema de la "tecnología" es porque no me funcionaba el escaner (bueno...sigue sin funcionar!!!)...

Agüita, gracias!!! Espero que disfrutes tanto con nuestros relatos como yo lo hago con los tuyos...

MY KIIIIINDER!!! JAJAJAJAJAJAJA...Habrá que mirarlo... En cuanto a lo de tapar a la guerreraaaa....no se, nose!!! Mi blog es serio (a veces)...PERO CASTO???? JAJAJAJAJAAJAAJAJAAA

Silvirena, creo (y no se porque) que era una "asignatura pendiente" esta segunda parte... Que no nos van a leer por el/los dibujos??? Pues se lo pierden!!! JAJAJAJAJAJAJAAJA... Que no creo yo en esos tipos de censura...

Besets, Muxukinders y Besicos

Silvia dijo...

Que nooooo!!!! que no es por censuraaaa, sino por ¡despisteeee! jejeje...

Más besicos.

Pezezita dijo...

Más que por DESpiste... por DEStape... jajaja

BUEN FINDE!

Arwen dijo...

Ufff cada vez lo haceis mejorrrr, me he quedado sin palabras y como en un sueño...me ha encantado de verdad os felicito y muy buena la imagennnn, besitossssss