jueves, 26 de febrero de 2009

LA MALETA


Llevaba unos días viéndola…En un contenedor, tirada junto con un montón de escombros. Estaba vieja, sucia, rota, con la piel arañada y algún que otro desgarrón y rozadura. Pero me llamó la atención. Es de esas maletas de piel, antiguas, angulosa y remachada. De esas maletas de nuestros abuelos.

La miraba y sentía que me llamaba…”Pero que hago yo con esa maleta???”...Pese a su aspecto tenía ese encanto de lo antiguo. El caso es que hoy no he podido remediarlo y la he recogido y la he metido en el coche. Hecha un desastre. Así que al llegar a casa he cogido un paño húmedo con agua caliente y la he estado limpiando…como el que limpia una piel herida. He “tintado” sus desgarros y la he nutrido un poco con grasa, que empecé a extender con un paño para terminar haciéndolo con la mano, acariciándola. He reclavado sus remaches y he vuelto a pegar su asa rota. Y mientras que “curaba” sus heridas pensaba en sus viajes, en sus historias. Tal vez historias de inmigración y de penurias…De “compañera” de sinsabores, de alejamientos y de reencuentros... La he abierto y la he rociado con perfumes a naranja y canela. La he dejado “curándose”...

Seguramente cuando se “reponga” un poco la abriré en mi pequeño salón y coloque en su interior macetillas con flores y plantas. Y tal vez después me siente a su lado, a escucharla…Para que me cuente historias de aquí y de allí, aventuras y desventuras, penas y alegrías…


5 comentarios:

Alex dijo...

Pues sí, es como la maleta de nuestros abuelos, como la que tenía mi abuelo con su historia de emigración a Holanda, Bélgica y de vuelta aquí, él era ebanista y al final la usaba de caja de herramientas, un día entraron a robarle en el taller que tenía en la finca y se llevaron las herramientas y... la maleta, no sé por lo que tuvo más pena de las dos cosas.
Me alegra que hayas recuperado esa maleta, probablemente a mi me habría pasado lo mismo, el muchacho recuperó un viejo baul que tenía su abuela en la casa de la aldea, lo restauró y lo tenemos cual cofre del tesoro en el salón, reponiéndose y escuchando sus historias...

Silvia dijo...

¡¡¡Ay madreee!!! si es que haces interesante hasta encontrar una maleta... A mí me parece que esta maleta te va "encadenada" al post anterior.
Te quedará estupenda , y ella seguro que te cuenta excelentes historias...para que luego nos las cuentes aquí.
Besicos.

Pezezita dijo...

Pues sí yo tuviera ocasión... me sentaría al lado del amigo que está sentado junto a la maleta... y así... que me cuenten los dos... no?

Muxu handi-handia my kinder-güeno...

CG: "Calavera y diablito" dijo...

Releyendo el post, me he dado cuenta de que casi se trata de un cuento!!!... Si a veces hablasen las cosas...

Me encantan las cosas antiguas, y me hubiera gustado "heredar" alguna cosa (por pequeña que fuese) de mis antepasados...Asi que Alex, ese baúl es un TESORO por si mismo!!!!...Cuidadlo por vosotros...por los hijos que vengan...y por los nietos...y por...

Silvirena, vas a hacer que me ruborice!!!! JAJAJAJAJAJAJAAJA... Gracias

My kinder, habrá ocasiones...seguro!... Y de que una reina de los mares cuente también sus historias...MUXU HANDI-HANDIA nire itsaslapur...

Bicos, besicos y muxutxuak

Anónimo dijo...

Qué buena suerte ha tenido esa maleta de caer en tus manos!!! nadie mejor que tú para restaurar un corazón herido, pero deseando lucir macetas y flores!! Besicos enormes del Ángel Nocturno! Siento estar desaparecida ultimamente, pero que sepas que siempre que puedo me acerco aquí a verte. Qué regalas alegría!!!