miércoles, 10 de febrero de 2010

EL DECIMOQUINTO CUENTO DEL DIABLO Y LA LUNA OSCURA: LA OFICINA

CUENTO ESCRITO POR DIABLO Y LUNA OSCURA



No sé en qué momento empecé a planearlo, pero si de algo estoy seguro es que ya no podía soportarle más.

Era un hijo de puta. De verdad que lo era. Cada día que llegaba disfrutaba riéndose de nosotros. Y su manera de dar ordenes no era otra si no la de un hijo de puta.

Recuerdo el día que mando a María hacer un informe de ventas porque tenía una reunión urgente. La pobre María, qué nerviosa se ponía cada vez que le hablaba, y él lo sabía. Cuando por fin lo acabó y se lo presentó, la avergonzó delante de todos nosotros preguntándola si ese era el trabajo de una licenciada en empresariales. La obligo a rehacerlo una y otra vez y cada vez le sacaba algún defecto.

Pero, qué sabía él realmente de informes de ventas, si nunca había estudiado, y eramos nosotros los que en las reuniones
dábamos la cara. El sólo era la imagen, la firma, y un hijo de puta que disfrutaba sabiendo que tenía poder sobre las personas.

Está bien, intentaré no volver a decir que era un hijo de puta. Pero, que conste que lo era.

Pobre María, como se fue aquel día a su casa sintiéndose derrotada, humillada... Entonces me odié a mi mismo por no decirla que no iba a haber reunión y que él sólo
pretendía atormentarla. Al día siguiente ya no volvió a trabajar, y me odie aún más. Pero yo no tenía la culpa. Realmente no la tenía.

Los días se pasaban viendo a este odioso personaje. Un tipo que en su día fue "compañero" y que ya por aquel entonces apuntaba maneras aunque intentara comportarse como uno más. Sibilino y de mirada poco fiable, destacaba por un
increíble complejo de inferioridad que le impulsaba a apuñalarte por la espalda a la mínima oportunidad que tenía. Así que cuando le ofrecieron un puesto conseguido a base de pisar cuellos de otros, se creyó el rey del mambo.

¿Y que os podría contar de sus dos
amiguitas?. Se suele decir "dime con quién andas y te diré quién eres", y estas personajillas eran lo que se suele denominar comúnmente como unas "trepas". Paloma y Lourdes encizañaban a este perro de presa, mordedor por su estatus, contra cualquiera que no hiciera las cosas como ellas querían. Y es que es lo que tiene el entrar a una empresa como "estrellas" cuando sus puestos los habían conseguido a base de...bueno, mejor me lo callo. Pese a su mayúscula incompetencia, se paseaban por la oficina como amas y señoras del lugar que, con los cambios que habían acontecido, era lo más parecido a una casa de putas.

Por las mañanas, al levantarme, iba a ponerme el café del desayuno y el solo hecho de pensar en salir en pocos minutos hacía esa jaula me ponía realmente enfermo. En ese momento empecé a barajar aquella idea, y hacerlo fue lo mejor que me pudo haber pasado. ¿Estaba
volviéndome realmente loco la situación que estábamos viviendo yo y mis compañeros de toda la vida?. Sí, empecé a planear sus muertes.

Pero no podía
decírselo a nadie...

Se podría pensar que hasta cierto punto es fácil diseñar el asesinato perfecto. Pero la verdad es que no lo fue; elegir el lugar, el momento, y sobre todo el arma a emplear, y lo más complicado, hacer que todo encaje en esa perfección fría y salir impune, aunque el orgullo quede oculto sólo para el artista. Pero bueno, siempre fui humilde y la fama... la fama no estaba hecha para mi.

La verdad es que me llevo mucho tiempo y, a veces, hasta me desanimé, pero luego volvía a ser testigo de su odiosa crueldad que se revolvía en mis entrañas y de esa nausea que me producían volvía a sacar fuerzas para continuar.

No dejaba de observarles, a pesar de mi repulsión hacia ellos, aprendiendo a andar en sus propias sombras para no perderme ningún instante de sus vidas.

En mi mente les regalé la muerte de múltiples
formas hasta que por fin vi claramente cómo lo haría y no sería directamente con mis manos.

...........................................................

Un correo electrónico:


From: palomagomez@hotmail.com
To: jrtenorio@gmail.com
Subject: Hola cariño...
Date:
Sat, 7 Ene 2009 02:06:49

No puedo dormir pensando en ti. He encontrado en el trabajo un lugar que no conoce nadie. Podríamos vernos allí a la hora de la comida. En los bajos del edificio hay un sótano con una puerta cerrada con llave. No te preocupes, me he hecho con una y estará abierta. Te esperaré ansiosa. Espero verte...Besos como y donde tu quieras...;)
...........................................

Al día siguiente Juan tenía una sonrisa un tanto especial. Incluso se podría decir que se dedicó un poco menos a "pisotear" al resto de sus subordinados. De vez en cuando se le escapaba una mirada cómplice hacia Paloma que era correspondida como era habitual en una "calienta-trepadora" como ella. Después reía y cuchicheaba con la otra arpía sobre lo especialmente simpático que estaba su jefe con ella ese día. A la hora de la comida, en lugar de dirigirse al comedor como de costumbre, siguió las instrucciones recibidas por
mail. Bajó tres plantas de escaleras, encontrándose con un estrecho pasillo, tenuemente iluminado, que desembocaba en una puerta de metal. Lo atravesó y agarró el picaporte con sus manos sudorosas. Efectivamente la puerta estaba abierta.


Antes de entrar, tanteó la pared de la oscura pieza buscando un interruptor. "click". Una superficie que en su momento había servido de archivo y que, ahora mismo, ya no servía para absolutamente nada. No había ninguna ventana, tan solo una pequeña rejilla de ventilación por donde se renovaba el aire y que no podía librar a la estancia de una cierta humedad y olor a cerrado. De vez en cuando el sonido de tuberías, alcantarillado y el agua corriendo por ellas.


Mientras observaba se apagaron todas las luces. "¿Paloma?.....Paloma, ¿Estás ahí?". Y mientras decía esto apareció al fondo del pasaje un punto de luz que le apunto a los ojos. "Paloma, ¿Eres tu?...¡JODER QUE SUSTO ME HAS DADO!!!!". El fulgor de la linterna parecía que se iba acercando a saltitos..."¡COÑO PALOMA!!!!, ¡Deja ya de apuntarme con la lucecita a los ojos!!!!".


Se protegía la mirada mientras se le escapaba una risilla nerviosa. Cuando llegó a su lado sintió como le palpaba suavemente la entrepierna... "JAJAJAJAJAJAJAJA... Palomaaaa, ¿Has venido juguetona???...Te voy a dar yo juego..."...Y en ese mismo instante la risa se convirtió en alarido cuando sintió esa misma mano agarrarle con fuerza. No pudo evitar que el cuerpo se le encogiera y se le saltaran las lágrimas por el dolor. Un fuerte empujón hizo que cayera en el interior del antiguo almacén donde se quedó en posición fetal protegiéndose con las manos la zona dolorida.


Un portazo y unas vueltas de llave. "¡SOCORROOOOOOOOOOOOO!!!!! ¡SACAMÉ DE AQUÍ HIJO DE PUTAAAAA!!!". Pero los gritos eran en vano, lo único que hicieron fue amortiguar los pasos que se alejaban de aquella puerta y el que no percibiera como la rejilla de ventilación caía al suelo abriendo paso a una multitud de pequeñas patitas. Para cuando esos pequeños chillidos de colas como látigos llegaron a sus oidos ya era demasiado tarde. Treparon por su cuerpo y clavaron sus pequeñas cuchillas dentales por cualquier sitio que alcanzaban...Y si Juan conseguía desprenderse de una, tres ocupaban el lugar de esta...Hasta que llegó un momento en el que le fue imposible desprenderse de las agudas punzadas...
...........................................

Hoy es un día como otro cualquiera y al llegar al trabajo la verdad es que no me apetecía nada encontrarme con el "
personaje" de todos los días. Pero la verdad es que todos nos hemos extrañado mucho cuando no le hemos visto aparecer por ningún sitio. Borja ha preguntado por él y ha dicho a María que en cuanto le viese le mandara para su despacho para tratar unos temas del proyecto nuevo....Al final ha tenido que llamar a su casa porque no aparece por la oficina. La mujer ha contestado llorando, esta preocupada porque ayer no llegó a casa a la hora habitual y no sabe nada de él desde que salió de casa a la mañana...



Download:
FLVMP43GP
Download:
FLVMP43GP
Download:
FLVMP43GP
Download:
FLVMP43GP

2 comentarios:

YAIZA dijo...

Ya salí de dudas, el tio era un hijo puta.
Pero...y sigo con la incognita quien se lo cargó?...por favor que alguien me lo explique. :( Si es que no me llega mas la media neurona.
La historia está de p...madre, pero quiero saberlo.

Besillos.

Abismo dijo...

Cuento para dedicar en algún maravilloso lugar de trabajo... De algún modo la mayoría tenemos una cara que ponerle al protagonista...

Besos desde el abismo